La Nulidad de Contrato puede Pedirse por Quien No es Parte del Mismo

0
0
0
s2sdefault

Auto Supremo 267/2017, del 09 de marzo 2017:

Se acusa de violación de los arts. 519 y 523 del Código Civil en la valoración de la E.P. Nº 1315/1993 y 51/2006 y haberse incurrido en interpretación errónea y aplicación indebida de la ley en cuanto a la apreciación de las pruebas en error de derecho y de hecho, no obstante la diferencia existente entre ambas figuras, el propósito que persigue el recurrente es que la actora no tuviera interés para la disolución del contrato que se cuestiona, en consideración a que su controversia atañería simplemente a las partes que celebraron el mismo, sin embargo habrá que tener presente lo previsto por el art. 551 del Código Civil que refiere:

 

“(Personas que pueden demandar la nulidad) La acción de nulidad puede ser interpuesta por cualquier persona que tenga un interés legítimo.”,

debiendo establecerse qué es lo que se entiende por interés legítimo a partir de la norma transcrita, comprendiendo la concurrencia de ese presupuesto en quien pretenda la nulidad de un contrato en el que no es parte, motivo por el cual se dirá que la titularidad de un derecho subjetivo cuya eficacia dependa real y directamente de la invalidez del contrato o del acto jurídico que se pretende su nulidad, configura el llamado interés legítimo, aspecto que implica que los efectos generados por el contrato o acto jurídico cuya invalidez se pretende que entren en pugna con el derecho subjetivo del cual es titular la persona que demanda, este aspecto fue desarrollado en el Auto Supremo Nº 664/2014 de 06 de noviembre 2014 conforme se tiene señalado en la Doctrina aplicable y replicado en otros fallos.

 

Auto Supremo No. 664/2014 de 06 de noviembre 2014:

“La fórmula del art. 551 del Código Civil, solo dispensa la calidad de accionante a quien tenga interés legítimo, y no está abierto a todas las personas estantes del Estado, pues la nulidad siendo de orden público apunta a la invalidez de un acto jurídico privado, donde no existe la afectación de un derecho difuso, siendo el punto de partida la consideración del carácter privado del acto jurídico que se pretende invalidar, pues lo contrario nos situaría en una acción de defensa de derechos colectivos o difusos.”

“…que la norma permite accionar la nulidad cuando el interesado ostenta un derecho subjetivo no hipotético que dependa actual e inmediatamente de la invalidez del acto jurídico, siendo ese el interés legítimo que debe demostrar para acreditar la legitimación activa, es decir el interés legítimo está limitado al interés personal que emerge del derecho subjetivo en función inmediata de la nulidad del contrato.”

En el caso en debate se cumple la previsión contenida en la norma señalada y analizada, en consideración a que la eficacia de la titularidad del derecho subjetivo de la actora depende real y directamente de la invalidez del contrato cuya nulidad se persigue, consecuentemente se acredita su interés legítimo.

Bajo esas consideraciones queda desvirtuada la presunta interpretación errónea y aplicación indebida de la ley apuntadas a los arts. 519 y 523 del Código Civil así como la existencia de error de derecho y de hecho en la apreciación de las pruebas.

0
0
0
s2sdefault

Contamos con un equipo de abogados con altos estándares de profesionalismo, ética y confiabilidad a la disposición de los clientes.

Proporcionamos un universo de soluciones jurídicas para sus necesidades.

CONTÁCTENOS

   Calle Chiquitos 17, Santa Cruz de la Sierra, Bolivia

   (591.3) 334.3980

  contacto@paradaabogados.com 

  8:00 a 12:00 hrs. / 15:00 a 18:30 hrs